Etimología de la palabra YONI

0
196

Cuando era chico, llego a hacerse trillada la frase “me voy a vivir a la YONI”. Y es que gran parte de la población del Ecuador migró a los Estados Unidos y así, sin más son ni ton, ya sólo quedamos los rezagados, los que NO nos fuimos a vivir a la YONI… bueno, no es del todo cierto en mi caso, pero esa es otra historia.

La cosa es que realmente de chico nunca me puse a pensar por qué le decíamos así al país del norte. Supongo que uno primero empieza a aceptar las palabras nuevas sin cuestionarlas y luego ya las vamos saboreando y entendiendo mejor… y así fue que me di cuenta que era un modismo muy nuestro —ecuatoriano quiero decir.

La palabrita era tan usada que en los 80s salía en la tele un comercial de la Lotería Nacional, donde un fulano se iba vivir a la YONI y luego de unos años volvía “encachinado” y hablando spanglish… mirando a la parentela por encima del hombro porque ahora ya era “residente”. Después también leí el término en el poemario del finadito Fernando Artieda, en ese verso que habla de la muerte y velación de Julio Jaramillo y que dice:

Mónica se vino desde la YONI,
para contarle después de muerto,
todo lo que lo había querido

En resumen, la palabra se inyectó intravenosamente en el vocabulario de la población, en todos los estratos… estratosféricamente.

Luego fue que pasó un tiempo y se me metió en la cabeza la loca idea de hacer un diccionario “guayaco” y recopilar términos y frases coloquiales de Guayaquil y del Ecuador en general. En el significado de cada palabra trataba de incluir la etimología de la misma, explayándome hasta donde mis limitados conocimientos de lingüística de aficionado me permitían. En esos andares me volví a encontrar con la palabrita YONI… y llegué a la temeraria conclusión de que se trataba de una mutación fonética al castellano de la palabra United (pronunciada yunaited, luego yunai, luego yoni).

El diccionario tuvo cierta popularidad y hasta la famosa revista Vistazo le hizo una referencia alguna vez.

Un día, conversando con mi buen amigo Antonio Iñiguez —visionario, gran colaborador del diccionario y experto catador de mariscos criollos—, se me ocurrió contarle mi audaz conclusión etimológica, cuando él comenzó a mover la cabeza en señal de reprobación y me dijo “no no no, estás equivocado, la palabra YONI no viene de allí”.

El decía, muy convencido, que la palabra YONI provenía de aquel acrónimo que significa I LOVE NY, donde la palabra LOVE está representada por un corazón. La leyenda, se la había contado su buen amigo Octavio, quien ya no estaba para consultas pues, como muchos, se había ido también a la YONI.

myWPEdit Image

Y en cierto modo, con solo ver este letrerito, que inunda las tiendas de souvenirs de la ciudad de Nueva York, parece que se leyera la famosa palabra YONI. Hay que recordar también, que la mayoría de migrantes ecuatorianos se encuentran en esta ciudad.

Hasta aquí, las dos teorías tenían sentido y comencé a discutir el tema con mis amigos en reuniones matutinas dominicales, en las que nos congregábamos a comer encebollado y hablar de cualquier cosa. En una de ellas alguien dijo “yo tengo una tercera teoría… YONI viene de Jhonny”. Según la nueva teoría, Jhonny es un nombre muy común en Estados Unidos y las personas comenzaron a llamarla la tierra de los Jhonnys, la tierra de los YONIs, La YONI.

Así es como terminé con 3 diferentes posibles orígenes de este término, que continúa usándose comúnmente y ya es parte de nuestro vocabulario.

Alguien tiene una cuarta hipótesis?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here